Saltar al contenido
Auriculares Online

Cancelación activa del ruido

auriculares con cancelacion activa del ruido

Antes de explicar en qué consiste la cancelación activa del ruido y la pasiva, lo que primero que debes saber es qué es el ruido. El ruido es cualquier tipo de señal que pueda interferir con una señal útil o, de forma más clara, cualquier fenómeno sonoro que te interfiera con el sonido que escuchamos en nuestros auriculares.

Estas interferencias pueden ser desde sonido ambiental a cualquier otro tipo de música o sonido que te impidan escuchar tus auriculares de la manera que esperas.

Cancelación activa del ruido

Para conseguir reducir todas las interferencias y poder disfrutar de un sonido limpio, muchos auriculares utilizan un sistema de cancelación activa del ruido.

Este tipo de cancelación consiste en la detección de la señal de cualquier ruido externo y consigue invertir su polaridad a través de la recreación de la señal gracias a un un circuito electrónico. Con esto se consigue eliminar parcialmente o incluso de forma total el molesto ruido. Dicho de otra forma más sencilla, se emite una señal de audio inversa a la que origina el ruido para anularlo.

Hay que tener en cuenta que este tipo de cancelación no funciona siempre exactamente igual ya que el tipo de ruido que se recibe cambia en función del lugar donde te encuentres.

Para que la cancelación activa se pueda realizar, los auriculares deben de tener al menos un micrófono incorporado para que puedan detectar el ruido procedente del exterior. Esto implica que el éxito de la cancelación dependerá mucho de la calidad del micrófono que incorpore así como del circuito electrónico que es el encargado de copiar la señal y reproducirla de forma inversa.

Cancelación pasiva del ruido

La otra forma de cancelación de ruido es la pasiva. En este caso se consigue gracias a un diseño acústico que permita controlar y reducir el ruido del exterior, es decir, sistemas de aislamiento que eviten que el sonido de fuera penetre dentro de los auriculares.

Para conseguir este efecto lo más habitual es la utilización de un material aislante que se incluye entre la carcasa del dispositivo y la parte de los auriculares que van en tu oreja.

Es la tecnología más barata y simple, por eso es una de las más utilizadas. Si nos ponemos técnicos en realidad no podemos hablar de cancelación de ruido si no más bien de atenuación del mismo. Su eficacia viene determinada por los materiales con los que hayan sido fabricados y por la forma del auricular (si abarcan totalmente la oreja, si las abarcan parcialmente o si se incrustan directamente en el canal auditivo).

Cancelación activa de ruido o pasiva, ¿cuál escoger?

Cuando entras en la comparación de cancelación activa del ruido vs pasiva debes valorar qué utilización les vas a dar a tus auriculares, en qué condiciones los vas a utilizar y, a partir de ahí, comparar los materiales con los que han sido fabricados y su diseño para buscar la combinación perfecta que te haga disfrutar del sonido más limpio posible.

Realmente la mejor alternativa es una mezcla de las dos, ya que la cancelación activa del ruido es muy buena en frecuencias bajas y medias y la pasiva en frecuencias altas.