Consejos para tu salud auditiva

Utilizar los auriculares con un nivel de volumen suficientemente alto puede acarrearnos trastornos para nuestra salud auditiva que van desde la sordera temporal hasta la permanente.

Cuando el ruido exterior es alto, tendemos a subir el volumen de nuestros audífonos ya que el ruido del exterior compite con lo que estamos escuchando. Este efecto se conoce como enmascarar.

Cuando mantenemos en el tiempo un volumen excesivo estamos multiplicando nuestras posibilidades de sufrir lesiones irreversibles en nuestra audición.

Existe una creencia que afirma que los auriculares pequeños pueden causar más daño que los grandes ya que se introducen directamente en el oído. Esto es falso puesto que los daños se producen en el oído interno y no en el externo. Por tanto, el único factor que influye es el volumen.

Te indicamos algunas recomendaciones que debes seguir para evitar futuros problemas de audición:

  • No introduzcas demasiado los auriculares en tus oídos.
  • Haz pausas de cinco minutos tras una hora seguida utilizando tus auriculares.
  • Utiliza un volumen moderado. El volumen debe mantenerse siempre por debajo del 70 por ciento del máximo permitido. Una referencia es que con los auriculares quitados apenas debes escuchar el sonido.
  • Cuanto mayor sea el volumen, menos tiempo debes estar expuesto a él.
  • En los auriculares intrauriculares, no pegues un tirón para quitártelos. Quítatelos con suavidad.
  • Utiliza auriculares de buena calidad, estos suelen disponer de una buena cancelación del ruido que evitará que tengas que subir el volumen.
  • No compartas tus auriculares con otras personas. Esta es una peligrosa costumbre muy extendida. Al compartirlos, las bacterias se transmiten de una persona a otra y puede dar lugar a infecciones.

Deja un comentario